Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2012

PERSEGUID VUESTROS SUEÑOS

Hoy tenía pensado escribir acerca de lo divino y de lo humano, como últimamente hago. Pero no me encuentro con fuerzas de filosofar sobre lo que creo que debe ser la vida en estos momentos de debilidades humanas generalizadas. En su lugar os hablaré de cosas más mundanas, pero que a la vez espero que os sirvan de acicate en la consecución de vuestros propios objetivos.
Al levantarme esta mañana, me encontraba un poco cabizbajo y para recuperar energía me dirigí a un libro que tengo como cabecera en mi mesita de noche, y en especial a un pasaje que me resulta muy especial.
 Lo he leído y releído y honestamente cada vez le encuentro más sentido, cada vez me encuentro más reflejado en el. No os tendré más en ascuas. El libro es de mi admirado Kilian Jornet, y se titula "correr o morir". Me voy a permitir con el permiso de Kilian, el poneros ese fragmento que tanto me motiva y en el cual me veo reflejado.(pag 50, 51, 52)
"Pero ¿ Que es ganar? ¿Cual es la verdadera victoria? ¿Qué es lo que hace que al cruzar la linea de meta se me ericen los pelos, que note  flotar mis pies y que no puede evitar tener ganas de llorar, de gritar con todas mis fuerzas, de echarme a correr y al mismo tiempo tirarme al suelo? ¿Qués es lo que me  hace sentir esta burbuja?, la verdadera victoria no reside en cortar la cinta al cruzar la meta, no reside en subir al peldaño más alto del podio. Nada de eso puede hacer que te tiemblen las piernas de emoción y miedo. La victoria, la real, es aquella que no nos creemos del todo que pueda llegar, a pesar de la preparación, de muchos días de entrenamiento, de concienciarnos que somos capaces de ganar, o simplemente de terminar una carrera, existirá algo en nuestro inconsciente que nos dijera constantemente que es imposible, que es demasiado bueno, demasiado grande, demasiado increíble para ser verdad. Que lo que deseamos lograr es solamente un sueño. Y al cruzar la meta, cuando echas la vista atrás y compruebas que es real, que eres de carne y hueso, y que lo que parecía posible solo en sueños se ha convertido en realidad, te das cuenta de que esta es la verdadera victoria. 
Ganar no significa terminar en primera posición. No significa batir a los demás. Ganar es vencerse a uno mismo. Vencer a nuestro cuerpo, nuestros límites y nuestros temores. Ganar significa superarse a uno mismo y convertir los sueños en realidad.......
He visto a grandes ganadores, a personas que se han vencido a si mismas y que han cruzado la linea de llegada llorando, sin fuerzas, pero no por el agotamiento físico, que también, sino sobre todo por haber logrado terminar aquello que ellos sabían que en el fondo solo era fruto de sus sueños. He visto a gente sentarse al cruzar la meta y permanecer en esta posición durante horas con la mirada perdida, con la mayor de las sonrisas en sus adentros, sin creerse todavía que lo acaban de lograr no forma parte de un engaño de la mente. Sabiendo que al despertarse podrían decirse que sí, que lo lograron, que vencieron todos los miedos y que descendieron de los sueños para convertirlos en realidad. He visto a personas que, pese a llegar cuando los primeros ya se habían duchado, habían almorzado y quizás habían tenido tiempo de echarse una siesta, se sienten vencedores y no cambiarían lo que sienten por nada de lo que les pudieran ofrecer. Y los envidio, por que en el fondo¿no corremos para eso? ¿Para saber que nosotros somos capaces de vencer nuestros miedos y que la cinta que cortamos al cruzar la meta no está sujetada por azafatas sino que está situada allá donde nuestros sueños quieren? ¿La victoria no consiste en ser capaces de poner nuestra mente al límite para descubrir que estos límites nos han llevado a descubrir nuevos límites? ¿Y empujar poco a poco nuestros sueños?" Kilian Jornet. ( Correr  Morir).

Para mi es sobrecogedor como alguien puede poner palabras a sentimientos tan profundos, después de tocar el cielo con las manos una y otra vez. Estas sensaciones que describe este joven son las que me llevan  día a día a salir a entrenar llueva, haga frío o un sol de justicia. Estos sueños son los que me hacen sentirme vivo, los que me hacen seguir adelante. No me tachéis de loco, de inconsciente. Creo que no tengo consciencia de haberme sentido tan vivo desde hace años.
Todavía me acuerdo, hará ya cerca de un año y medio, cuando subir solo una escalera era para mi un suplicio, cuando me ahogaba en mi propio sudor. Hace no mucho decidí perseguir  mis sueños de infancia, perseguir a mis miedos y destrozarlos uno a uno. Me acuerdo cuando veía en la tele en el 89 , la batalla entre Mark Allen y David Scott en el Ironman de Hawai y  se me saltaron las lágrimas. Desde ese momento decidí que algún día yo haría un Ironman. Han pasado casi 25 años de esa imagen para mi imborrable y este año el día 3 de Junio realizaré mi sueño de terminar un Ironman. Por que no es quepa duda que la terminaré, que lo daré todo. No caben en mi las dudas, ni el miedo. No caben las excusas a la hora de perseguir los sueños. Pero no os equivoquéis, los sueños solo se consiguen cuando se pelean por ellos, cuando no hay un día de descanso, cuando cada vez que terminas un entrenamiento estás deseando que pasen las horas para empezar de nuevo. Un año y medio entrenando y solo quedan dos meses para que uno de mis grandes sueños se cumplan.
El año que viene ¿ que nuevos retos me propondré?, quién sabe si podré nadar en los fiordos Noruegos, o correr por los campos de lava de Hawai, o subir el Alpe D´huez. Quien sabe lo que me deparará el futuro.
Solo se que los sueños nunca terminan de cumplirse, siempre hay nuevos retos, siempre hay nuevos rumbos que tomar.Siempre hay nuevos miedos con los que acabar.
Espero y deseo que estas palabras os motiven para seguir adelante, para cambiar vuestra percepción de la vida. No todo es dinero, no todo es gloria. Pero si sería injusto irnos de este mundo sin ni siquiera haber cumplido nuestros sueños. Recordad que el trabajo duro es el secreto, que la perseverancia y la Fe inquebrantable en la consecución de nuestros objetivos son los que hacen que cumplamos nuestros sueños. Desde el sofá de casa os aseguro que no se consigue nada.
Un abrazo y perseguid vuestros sueños, os lo merecéis.

Esta es la Imagen, aquí comenzó un largo camino que nunca ha de acabarse.
 Solo el tiempo dirá donde están los límites de mis sueños.

2 comentarios:

  1. Lo que has escrito es brutal,acabo de aterrizar en tu blog y me parece haber topado con un hombre de otra pasta..me he emocionado con la carta que has escrito a tu padre porque soy padre y es lo que me gustaria oir a mi hijo pequeño cuando sea mayor,ahora tenemos nuestro propio ironbaby que es salir victoriosos de nuestro everest que se llama leucemia..mi pequeño lo conseguira y un dia dentro de 38 años,espero que hable de su padre como tu has hablado del tuyo,un gran hombre seguro como lo es su hijo...

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo no te quepa la menor duda de que tu pequeño te dura estas y muchas mas palabras de amor. Estos pequeños encierran una fuerza y unas ganas de vivir tan grandes que nos arrastran a todos como si fuera un sunami, tu pequeño al igual que otros muchos nos estan enseñando lecciones de vida en cada respiracion y latido de sus pequeños pechos. A ellos les rindo mi pequeño homenaje y les doy la bienvenida a este mundo. Por que sin darse cuenta son pequeños faros de energia que nos guian y nos enseñan que otro mundo es mejor.

    ResponderEliminar