Páginas vistas en total

jueves, 29 de diciembre de 2011

AÑO NUEVO, PROYECTO LEO.TEAM LEO

Ante todo pediros disculpas, ya que hace bastante tiempo que no escribo, pero es que mi cuerpo y mi mente ha estado un poco perdida, durante este tiempo. Desde hace más de un mes llevo contemplando como algunos de los que me rodean han pasado por momentos traumáticos y muchas de esas cosas me han estado haciendo replantearme mi proyecto de vida. Ya no solo por cosas que son minucias, como es mi situación de desempleo, que por cierto me permite centrarme en otras parcelas de mi vida que tenía totalmente olvidadas, sino mi relación con mi propia existencia y la de las personas que me rodean. Espero que no sea una de esas cosas que a uno se le ocurre por navidad, pero desde hace unos meses hago un seguimiento muy especial a la vida de un amigo mío y lo digo con todas las letras, " MI AMIGO LEO". Para los que no lo conozcáis os dejaré en esta entrada la referencia de su Blog: "leobuscamedula.blogspot.com" , para que tengáis la oportunidad de conocerle, de quererle y de emocionaros con sus innumerables aventuras, que día tras día desarrolla en su pequeño mundo.
A raíz de conocerle me pregunté que podría hacer por los demás sin necesidad de coste económico (total la cosa no está para muchos trotes) y me planteé la posibilidad de ayudar a mi amigo Leo y a gente, que como el, les hace falta que se difunda un mensaje de solidaridad. Por supuesto yo ya soy donante de Médula, órganos y sangre, y como yo muchos amigos que han comprendido ese mensaje. No penséis nada raro, no es ninguna sexta, ni nada de eso, pero hay mucha gente que necesita de nuestra ayuda y parte de nosotros simplemente para poder vivir.
Bueno al grano, con la ayuda de un buen amigo estamos creando un diseño para mi ropa de entrenamiento y competición. A partir de ahora todas las competiciones que realice, las haré con esta equipación.
 A parte de eso estoy como muchos sabéis pensando en un proyecto bastante loco como dice mi mujer, pero que al fin y al cabo no consiste en eso la vida, en vivirla?, en apurarla hasta el máximo? en dar lo máximo de nosotros en cada momento de nuestras vidas, sin esperar nada a cambio?.
 El proyecto concretamente es bajar el día 6 y 7 de abril en dos etapas el Río Guadalquivir nadando son 80 kilómetros ( son muchos, pero más grande es la voluntad y la resolución) y se trata de organizar el proyecto en torno a la necesidad de concienciar a la gente para que se haga donante de médula. El proyecto es ambicioso y espero contar con toda la ayuda que podáis prestarme. Bueno ya os iré contando los avances que haga y prometo escribir mucho más a menudo.Mientras tanto seguiré entrenado para los próximos retos que tengo que os detallo, por si alguno queréis compartirlo o animaros a afrontarlo conmigo.
Os detallo a continuación los que tengo confirmados a excepción de la Bajada al Río Guadalquivir.
Media maratón de los palacios (concluida).
Media maratón de la cartuja (29 de Enero)
Maratón de Sevilla (18 de febrero)
Bajada del Guadalquivir ( 6 y 7 de abril, por confirmar)
Extrenman de Salou (distancia Ironman 3 de junio)
Medio Ironman de Guadalajara (1 de septiembre)
Titán de cádiz Distancia Medio  Ironman (29 de septiembre)
y algún maratón mas por confirmar, ya os iré contando.

Bueno en cuanto a diseño de la camiseta ya os daré el definitivo. Estaré encantado de formar parte del
TEAM LEO. Ánimo a todos y FELIZ AÑO NUEVO.

lunes, 31 de octubre de 2011

LA VIDA DIARIA COMO PUNTO DE REFERENCIA

Ha pasado volando la semana, la verdad con muy buenas sensaciones. Quizás la piscina un poco atragantada al principio; pero ya sabe que las primeras sensaciones en la piscina nunca son muy buenas. En cuanto a la bicicleta, como siempre me divierto como un enano, es algo sensacional e indescriptible, ver pasar los kilómetros como si nada, las cuestas y repechos cada vez con mejores sensaciones. Y la carrera, bueno esto es otro cantar. A pesar de que cada vez me gusta más correr, siento que no avanzo todo lo que debiera, pero bueno estamos comenzando la temporada y no puedo pedir más por ahora. Lo bueno las sensaciones y las ganas, lo malo la monotonía de mi vida diaria. Sería bueno que algo cambiara en estas semanas, para motivarme aun más. Las noticias que vienen de la calle no son muy alagüeñas y la luz al final del tunel no parece que se vaya a ver en un buen tiempo. Como siempre trato de evadirme de esta realidad con el entreno diario, escribiendo un poco y estudiando Inglés, que buena falta me hace, pero parace que el tiempo se hubiera detenido o mejor dicho es como la película de Bill Murray atrapado en el tiempo, que te levantas una y otra vez por la mañana condenado a vivir siempre la misma historia.
No se que castigo divino, o clase de suerte me ha tocado vivir para tener que soportar esta situación. El problema quizas es no solo el echo en sí de no ser productivo para la sociedad, sino que todo lo creias, todo por lo que has luchado y aprendido, no parece valer en estos momentos de la vida. Siempre me enseñaron que el trabajo duro, la consatancia y la perseverancia se verían recompensados de alguna forma. Después de tanto trabajo, tantos kilómetros, responsabilidad, estudios y preparación, te encuentras que como por arte de magia, nada de lo que has dado a la gente, es tenido en cuenta.

Pero bueno supongo que será una parte más de mi preparación para lo que ha de venir. No se si lo que ha de venir será peor o mejor, lo que si es cierto que de cualquier situación por la que paso, aprendo. Aprendo a confiar en mis posibilidades, aprendo a seleccionar la gente que de verdad aporta algo a mi vida, aprendo todos los días de cada paso, brazada o pedalada que doy. Aprendo a ser feliz con lo que todos los días la vida me depara.
La pena es no poder hacer planes de futuro. Por eso me concentro en vivir el día a día, a tomar cada minuto de mi vida como referencia, a prestar oido a los pequeños detalles que antes me pasaban inadvertidos y que aunque parezca mentira cada vez me hacen más feliz. Me concedo la licencia de equivocarme cuantas veces quiera, por que se que el camino del éxito esta hecho de pequeños fracasos, de grandes fragmentos de vidas destrozadas, de sueños sin cumplir, pero que con el trabajo duro, diario y constante conformarán el pegamento de un nuevo rumbo, un nuevo significado un nuevo mundo que se habre ante mí. Y que ofreceré a todos aquellos que me quieran acompañar. Ya habrá tiempo de hacer planes de futuro, por ahora me preocuparé de vivir día a día, hora a hora, segundo a segundo, sin pensar en nada más que aprender. En tomar la vida como punto de referencia.
Por cierto hoy tengo prueba de esfuerzo, haber que sacamos en claro.
Un saludo a todos y espero vuestras respuestas.

lunes, 24 de octubre de 2011

DESEOS PARA EL AÑO PRÓXIMO.

Hoy empiezo mi segunda semana de entrenamiento de mi nueva temporada y como en semanas anteriores, la afronto con renovada ilusión. Jose Antonio(Mi entrenador), me escribió en el último correo o sea esta mañana a las 2 de la mañana, que me planteara cuales iban a ser mis objetivos para este año en cuanto a competiciones y mejora del rendimiento.
Ni corto ni perezoso, me puse a desgranar cuales serían las carreras en las que competiría a lo largo del año, la primera la media maratón de los Palacios el 18 de diciembre , la segunda la media maratón de la Isla de la Cartuja el 29 de enero, la maratón de Sevilla el 19 de febrero, la tercera el Extrenman de Salou (distancia Ironman) el 3 de junio y mi Titán por supuesto como no, sin fecha definitiva para el 2012, pero que no pienso perderme por nada del mundo. Estas son las que ya me he inscrito y en las que pienso disfrutar como un loco.
Antes de enviarle el correo a Jose Antonio, hice una última reflexión y destape mis más oscuras intenciones, o más bien mis más intimos deseos, como son la de participar en el medio Iroman de Elche y El Ican de Marbella, así como la maratón de Bilbao y Barcelona. Le envié el correo y sin darme cuenta cai en la cuenta de que mis deseos no siempre coincidirán con la realidad, entre otras cosas por que mi sitiación actual así lo impide. De pronto empezaron a asaltarme dudas e inquietudes, viejos recuerdos que creía desterrados, pero que cada vez que intento hacer algo, me detiene, o más bien me lo impide.
No penseis mal, el problema como no podría ser de otra manera es el maldito trabajo, o más bien la ausencia de el, que me impide tener la liquidez suficiente para realizar mis deseos más intimos, que no es ni más ni menos que poder hacer lo que más me gusta, SWIN, BIKE AND RUN.
Por eso desgranaré mis deseos para el próximo año.
  1. Que mi madre se ponga mejor. LOS MAS IMPORTANTE.
  2. Que mi gente tenga salud y trabajo.
  3. Encontrar trabajo, ya no pido ni bueno ni malo, sino encontrar trabajo.
  4. Si fuera posible y lo demás se cumpliera, sin duda correría el Medio Iroman de Elche y de Marbella, La maratón de Barcelona y Bilbao y una espinita que tengo clavada la 101 de Ronda en Duatlón.
Solo espero que este año que dentro de poco entrará me depare mejor fortuna que este. De las ganas, el Dolor y el Sacrificio, ya me encargo yo. De la suerte, que aparezca de una vez, por que ya hace tiempo que me abandonó.
Si teneis sueños perseguidlos, si teneis hambre de victorias, no contra el crono sino contra vuestra propia naturaleza ,trabajad duro. Proponerselo solo no es suficiente, el movimiento se demuestra andando. Por eso yo seguiré trabajando duro para que cuando la suerte aparezca, me pille trabajando y preparado para cogerla por los cuernos y exprimirla hasta que ya no quede nada.
Hasta la próxima semana, ya os contaré como ha ido la semana, de momento la semana próxima empieza con una ergometría, para empezar con datos y no solo sensaciones.
Un abrazo a todos y espero vuestros comentarios.

Juanlu

jueves, 20 de octubre de 2011

VICTORIA SOBRE LOS ELEMENTOS. (la resiliencia)

"Si la esperanza tuviera sonido, sería el de tu sonrisa".

No hace mucho que he pasado a engrosar las largas filas de los enamorados de un deporte tan bello y a la vez tan duro como es el triatlón de larga distancia. Este deporte te hace sentir cosas que quizás en otros deportes o facetas de tu vida no vas a experimentar nunca. Sobre todo las largas horas de reflexión, que bien en la piscina, sobre la bici o corriendo, pasas no solo pensando sino desarrollando el sentido de la constricción y por que no decirlo del ascetismo o recojimiento.

 Hoy como todos los días tras dar un repaso a mi correo electrónico, eche un vistazo a un blog que tiene un amigo, que se dedica al Coaching y con su permiso, voy a poner en palabras textuales "DICHOSOS los que entienden que el cambio personal es una cuestión de todo o nada; ellos nos descubrirán el valor del esfuerzo, la constancia, la disciplina y la resiliencia" y me llamó mucho la atención la palabra resilencia. Como es natural le mandé un mensaje y le pregunté que significaba dicha palabreja y ni corto ni perezoso me manda estas palabras"la resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos.
La Resilencia, es el convencimiento que tiene un individuo ó equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar que los resultados estén en contra, al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos.
Esa capacidad de resistencia se prueba en situaciones de fuerte y prolongado estrés.Podría decirse que la resiliencia es la entereza más allá de la resistencia. Es la capacidad de sobreponerse a un estímulo adverso."


Tras leer dichas palabras he decidido incorporar a mi vocabulario dicha palabra, ya que esta resume muchas de las condiciones que cualquiera que nos dedicamos a este deporte(desgraciadamente yo de manera muy tardía) disponemos. Entre otras cosas por que para describir esa serie de condicionantes, yo utilizaba una palabra mucho más fea, vamos lo que es echarle cojones al asunto. En cualquier caso y con el permiso de mi amigo David, pienso utilizarla de ahora en adelante bastante. Sobre todo para hacer entender a algunas personas de mi entorno que por mucho que me digan que no conseguiré mis objetivos, lo único que hacen es hacerme más fuerte, reafirmarme en la constancia, en la disciplina, en la confianza de que con el trabajo duro todo se consigue en la vida. Quizás no seré nunca rico desde el punto de vista material, pero desde el punto de vista espiritual este deporte me ha descubierto un filón de posibilidades que me hace ver el futuro con bastante optimismo.
Supongo que aquellos que lleváis mucho tiempo haciendo esto, os parecerá este discurso metafísico un poco ñoño, pero sin embargo, para mí es cuestión de filosofía de vida. Quizás, por que mis padres me inculcaron desde pequeño la necesidad de trabajar duro para conseguir cualquier cosa, quizás por que he pasado por fases bastante complicadas de mi vida, que me han hecho replantearme ciertos aspectos de mi existencia, que tenía completamente olvidados. Lo cierto es que hoy por hoy, venzo todos los días los elementos, que son muchos, hoy por hoy, tengo la gran fortuna de saber y sentirme vivo y que pase lo que pase, resistiré a aquellos que con su canción lastimera pretenden robarme lo que más valoro mis ganas de luchar y de hacer de este mundo, en la medida de mis posibilidades, un mundo mejor.
Para terminar os pondré un fragmento de un artículo bastante bueno de Clemente Alonso en el último número de Triatlon:
"No hace falta explicar que los fondistas somos gente diferente. Tener como herramienta el trabajo duro, la paciencia, la humildad de mejorar un poco cada día, la constancia, sobreponerse a las lesiones, el compromiso....Reivindico el deporte de fondo como forma de enriquecerse personalmente, de abandonar esa superficialidad y a esa idiotez que nos aboca ( y estas palabras son de mi propio cuño) a la idiotez de no seguir aquello para lo que hemos nacido. Ser Libres y felices con lo que hacemos.
Un abrazo a todos y espero vuestras riñas.


martes, 18 de octubre de 2011

LA BÚSQUEDA DE SENTIDO


“El secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber para qué se vive” (Fiódor Dostoievski)

Hoy como teóricamente he descansado de mi entrenamiento, (Jose António, espero que me disculpes, pero he tenido que llevar la moto de mi mujer al taller que está en Santiponce y como no tenía a nadie que me recogiera me he venido corriendo, pero suave como me comentastes), bueno no tengo mucho que contar. Pero al hilo de la historia de ayer, os pondré un fragmento de una historia que hace casi un año escribí. En esta historia describo las dificultades y como poco a poco, lentamente  todo va cobrando sentido, es un poco triste, pero tiene moraleja. Espero que os guste.


LA BUSQUEDA DE SENTIDO.
La vida sigue pasando, sin pena ni gloria por mi calle. Hoy hace un mes que me quedé en paro y parece que llevo décadas sin hacer nada. El tiempo pasa lentamente y el teléfono sigue sin sonar, la casa silenciosa, solo rompe su mutismo, por el ruido de la aspiradora que hoy me toca pasar, o por la próxima lavadora que tengo que poner.
Cada vez la sensación de abandono es mayor, la soledad, agudiza mis sentidos y puedo percibir con nitidez, el olor del fracaso, sentir el tacto de la derrota, ver un túnel cada vez más largo, escuchar los murmullos de la desesperación y el sabor y amargor del propio abandono.
Mi cuerpo se mece de un lado a otro sin orientación, no se en el día en que vivo, el cansancio y el hastío, me atropellan minuto a minuto. Pero no se ni como ni por qué sigo adelante. Quizás por que hay gente a la que le importo, quizás por cobardía, quizás por esperanza me levanto cada mañana de la cama y pongo un pié en el suelo y después el otro.
Hoy como siempre me he levantado y me he vuelto a compadecerme de mi mismo, pero sin embargo algo, me dice que esta actitud esta vergüenza que debo arrastrar, es una pena que debo cargar yo solo, es un reto del que debo salir victorioso. Me acerco al espejo, las ojeras, me indican que otra noche he dormido mal, ni las pastillas me hacen conciliar el sueño. Me visto y me dirijo a la cocina, preparo un desayuno frugal y cojo la bicicleta.
Hoy decido salir solo, necesito pasar inadvertido, necesito ver a otra gente que ni me hable, ni me mire, que no me compadezca (para eso estoy yo). Necesito un cambio de aires.
La carretera se abre ante mí, al sur Coria del río, hacia el Norte San Juan de Aznalfarache, decido no se ni como ni porqué ir hacia el sur. El sur siempre me hace sentir bien, en el sur siempre he sido feliz, hacia el sur me dirijo.
Como un resorte, cambio de piñones y con ritmo acompasado por el ruido del viento me encamino por la vera del río, el olor, me trae recuerdos de una dichosa niñez, de interminables jornadas de piragua. Como por arte de magia y sin darme cuenta estoy llegando al final de la Puebla. En un recodo me encuentro cabizbajo a un Guardia Civil que con su perro, busca sin éxito a la pobre Marta del Castillo (que insignificantes son mis problemas ante el dolor de esa familia), este pensamiento me hace sentirme mal, como una alimaña egoísta que solo mira por sus propios intereses y que no le preocupa nada más que su propio ego herido, por una situación por la que muchos están pasando.
Abandono estos pensamientos y me concentro en el camino, sin darme cuenta mis pasos se dirigen a los arrozales, en esa bastedad informe de tierra ahora baldías preparándose para acoger la simiente, paso sin hacer ruido.
Llego al la venta del cruce, me bajo de la bicicleta y descanso un rato departiendo con los lugareños, al calor de un buen café sobre los problemas del día a día.
Decido ponerme en marcha, me despido y un caluroso” vaya usted con Dios “me acompaña en mi nuevo camino. Al Este los Pinares de Aznalcazar al Oeste el muro de defensa y camino hacia Villa Manrique. Decido encaminarme hacia la puerta de entrada al Coto de Doñana. Las cigüeñas me acompañarán el resto de mi camino. Como si de un alma solitaria se tratara, crucé a lo largo de 20 Km., carreteras y caminos, por parajes de una belleza indescriptible, la primavera amenaza con llegar y las incipientes flores de múltiples colores asoman tímidamente en cada recodo del camino. Cuando llevaba un buen rato pedaleando, el camino desembocó en un paraje familiar, sin darme cuenta me encontraba en el vado del quema. Bajé la empinada rampa que separa a la virgen de las cristalinas aguas y me descalcé. Metí los pies en el agua, al principio la sensación me pareció rara, pero al momento una agradable quietud y calma me invadieron, seguía andando hasta el centro del cauce y dejé que el agua, borrara y se llevara los restos del cansancio. Me dí la vuelta y allí estabas tu. Siempre tu. Que agradable es sentirse acompañado en la inmensidad de la soledad. Inmerso en mis pensamientos un estruendo, me sacó de mi agradable sueño, un quad se dirigía al río a toda velocidad, me apresuré a salir del agua y me senté en la orilla. Mientras me secaba los pies el quad paro y el piloto se bajo. Me saludó con la mano y se puso a rezar ante la imagen de la Virgen.
Me despedí del vado y seguí camino renovado en mis fuerzas y con algo de mi dignidad recuperada. Pasé como un rayo por los pinares y en quince minutos estaba bajando la cuesta de la plata, me dirigí de nuevo hacia los arrozales. Como si me estuviera azotando el mismísimo diablo, me encajé de nuevo en mi calle en menos una hora. Miré orgulloso el cronómetro y el pulsómetro. Llegué a eso de la una y media, (una buena media, si señor, me decía mi mismo) mientras subía a darme una reparadora ducha.
Saliendo de la ducha, suena el teléfono, sobresaltado y mojado lo cojo de mi mesita de noche y al otro lado de la línea, se encontraba mi madre.
Hijo; hoy bienes a comer?, por supuesto madre, en cinco minutos estoy en casa. Y como una bala, cogí la moto, en cinco minutos me encontraba en mi casa.
Llamo a la puerta y me recibe mi madre. Tienes buena cara hijo. Si Madre, hoy me he encontrado con un buen amigo llamado Dignidad.


Espero que os haya gustado, al principio es un poco triste, pero va narrando los cambios lentos y paulatinos que este maravilloso deporte va provocando en mí. Si quereis hacer algún comentario, gustoso lo atenderé.
Un abrazo a todos y hasta mañana.

lunes, 17 de octubre de 2011

PRIMER DÍA DE LA TEMPORADA

Supongo que podría empezar hablando de que es lo que me queda por delante y necesitaba encontrar una imagen que reflejara esa imagen mental que al empezar un nuevo proyecto me viene a la cabeza.
 DOLOR, SACRIFICIO Y GRATITUD.


Dolor y sufrimiento en las interminables jornadas solitarias, en las que me uno al viento en la bicicleta, en las que me fundo con el agua mientras nado, en las maratonianas sesiones de cuestas en las que nunca veo el fin. Gratitud por lo que me hace sentir, por que soy feliz mientras devoro los kilómetros, soy feliz mientras destrozo día tras día mis marcas, soy feliz, por que tan solo hace un año, mis piernas no me permitían dar un paso sin que el dolor  me paralizara. Pero un día decidí que no podía seguir así. Será la futura crisis de los cuarenta que se me ha adelantado, o será que en las interminables horas de entrenamiento he encontrado lo que tanto he ansiado, volver a mirarme al espejo y ver al hombre que hace tiempo fui.
El otro día en la carrera, mientras el miedo me paralizaba en el agua, pensé por un momento en todas las largas horas de espera y sentí que ese era mi momento, mientras subía los puertos de montaña con mi bicicleta, sentí la inmensa necesidad de acabar de una vez por todas con mis demonios y allí en las palomas maté el primero de mis demonios ( el astío), en el boyar mate el segundo (la auto compasión) en las palomitas maté al tercero (la indolencia), ya en algodonales y su plaza, recuperé mi hambre de retos y en la plaza de Zahara, con los ojos llenos de lágrimas, con las palabras de orgullo de mi mujer, con el amor de mi hermano, con la felicidad de mis amigos, de nuevo encontré lo que tanto ansiaba. Me encontré a mí mismo mirándome en la fuente de la plaza y en el reflejo de sus aguas vi al hombre que un día creí perdido, vi los ojos de alguien que quiere seguir viviendo, por encima de todas las cosas, me vi y me reconocí por fin.
A partir de hoy trataré de narraros todas mis peripecias del día a día y espero seros de utilidad, si alguno  de los que me lean sienten que flaquean en su ánimo.No desesperen, solo tienen  que buscar en lo más profundo y allí después del DOLOR y EL SACRIFICIO encontrarán LA GRATITUD. Nadie dijo que esto iba a ser sencillo. Hasta mañana.

POR SER LA PRIMERA LE CEDO EL HONOR A SUSANA

El sábado un Gelveño de adopción, que muchos de vosotros conocéis, Juanlu, para quién no lo conoce, hizo una gran proeza que pocos son capaces de hacer y que lo ha conseguido con mucho esfuerzo y sacrificio, y sobre todo su motivación era no caer en un pozo del que no habría podido salir fácilmente (los que lo conocéis sabéis el porqué). Como sabéis siempre ha sido muy deportista (Piragüismo y Baloncesto, muchos años), pero llevaba unos 10 años, sin hacer deporte (solo un poco de bici los fines de semana) y hace un año su desmotivación hizo que llegara a pesar más de 130 kilos. ¿Que pasó hace un año?, fuimos a ver una de las competiciones mas duras que existen, el Triatlón Titán De Cádiz (Zahara de la Sierra, quién ha estado allí sabe lo que es subir una cuesta), prueba que consiste en nadar 2 kilómetros, hacer 91 kilómetros en bicicleta (con 2 puertos de montaña) y correr otros 20 kilometritos. Estuvimos viendo varios puntos de la prueba, pero lo que nos impactó (y sobre todo a él), es ver en que condiciones llegaban muchos de los participantes, muchos llegaban casi arrastrándose, casi desfallecidos y sobre todo llorando, pero no de dolor, sino de emoción de haber superado un reto tan difícil. Cuando terminó la prueba, nos miró a todos los que estábamos allí y dijo que el iba ha hacer el Titán el año siguiente, todos nos lo tomamos a cachondeo (en su vida había hecho un triatlón), porque ya sabéis como es Juanlu, jeje.
Empezó a salir a correr casi todos los días, además de salir en bici como ya estaba haciendo y por los reyes pidió una bici de carretera (pensamos, otro caprichito más). A los pocos meses cada vez que salíamos por el pueblo, la gente decía "Juanlu cada vez estás mas delgao" y contestaba "eso mi mujé tiene la culpa" (con tono de cachondeo claro está), pero yo como lo veía todos los días no me daba cuenta de que realmente estaba adelgazando, me dí cuenta cuando le veía que todos los pantalones le estaban quedando grandes (llegó a tener una 56), por lo que me di cuenta que la cosa iba en serio. Pasaron los meses y en cuando llegó el momento de hacer la inscripción (que solo se podía hacer por internet), estaba nerviosito perdío pensando que se le iba a atrancar el ordenador y no podría inscribirse, pero lo consiguió, y como nota informativa las 350 inscripciones se agotaron en menos de 1 hora.
En ese momento dije, ojú que esto si va en serio. Cada día estaba más delgado (y por cierto mas guapo), ha llegado a perder unos 40 kilos, solo haciendo deporte y sin seguir ninguna dieta (solo controlando lo que comía).
Y llegó el 01 de octubre de 2.011, ayá que nos vamos con mi Yarito (Toyota Yaris), con su bicicleta de los reyes, su traje de neopreno (que cuando se lo compró en enero parecía una morcillita y casi no le entraba) y todos los bártulos para la carrera. Llegamos un día antes para recoger el dorsal (que por cierto nos cascaron 80 leuritos por aparcar en línea amarilla que no vimos) y hacer noche allí cerca, para que estuviera mas descansado. Asistimos a la charla que da la organización para comentar el recorrido y puntualizar las posibles incidencias, (ja, incidencias, desánimos mas bien). Y lo primero que dicen, es que como había gente que se quejaba que la prueba no era lo suficientemente dura para ellos, les iban a dar una buena noticia, mira que bien. En ninguna de las seis ediciones anteriores, había llovido (eso si se hubiera agradecido) ni había hecho viento y este año se esperaban ráfagas de viento de hasta 30 Km por hora, por lo que iba a ser la prueba mas dura de todos los años (mira que bien).
Pués nada a la hora convenida nos presentamos en su posición (Dorsal 68, vamos de los primeritos en apuntarse), con su bici, su neopreno (que ya le entraba perfectamente) y sus bártulos, y empiezan a desfilar los otros 349 triatletas (ya sabéis como es físicamente un Triatleta, pues el 90% eran Muñequitos Madelman) y lo mejor el Levante que hacía que parecía que estábamos en Tarífa y no en Zahara de la Sierra. El pantano donde tenía que nadar tenía olas de hasta un metro y pico (me puse en la orillita para grabar y vino una ola de pantano y me puso chorreando). Y pensábamos ofú como está la cosa. Allá que se planta su neopreno y se va para la orillita con el resto de muñequitos, y dan la salida. Parecía aquello un banco de sardinas arenques, del mogollón de gente, y a los 5 minutos empiezan a pararse algunos muñequitos que se hundían de tantas olas y se daban la vuelta, y yo pensaba por “Dios que ninguno sea Juanlu”, y los grababa a todos para ver si alguno era él, pero solo salían muñequitos Madelman, los de salvamento no daban abasto para sacar gente del agua, se retiraron unos 15 o 20, pero mi Juanlu seguía en el agua. A los 24 minutos sale el primer muñequito (que por cierto mejoró la marca del año pasado, aún con las olas y el viento que hacía), y yo pensaba en lo que le había dicho a él “no te quemes en la natación, que lo peor viene después, que tu te picas mucho y vas a querer ir de lo primeros”. A los 38 minutos todavía quedaban la mitad de los muñequitos en el agua, y allá que escucho “ahí viene Juanlu”, no me lo podía creer venía ya quitándose el neopreno, para coger la bici y salir pitando, “Vas muy bien de tiempo, ¿Cómo vas?” y respondió “de categoría” y le digo “tranquilo que vas bien”, y salió con su bici de los reyes, para hacerse sus 91 kilómetros, hacia el Puerto de Montaña del Bollar y el puerto de las palomas ( que para quién ve la vuelta ciclista a España y no se queda dormido en la siesta sabe lo que es).
Nos fuimos para verle en la bajada y a las 12:00 y pico pasó el Primer Madelman y pensamos vamos a comer algo que a Juanlu le queda un ratito, comimos y pasaba el tiempo y no llegaba, sobre las 14:00 se escucha un cohete anunciando la llegada del primero. Pues nada a seguir esperando y sobre las 14:30 yo con mi cámara (que creía preparada), paso Juanlu como una bala que no pudimos ni grabarle, ofú, pero nos consoló ver que seguí en la carrera. Ahora le tocaba dejar la bici y salir a correr 20 Km, hacia Algodonales y después Zahara, con sus respectivas cuestas.
Ya solo quedaba esperar en la Meta hasta que llegara y calculamos que podría llegar sobre las 16:30 o 17:00, el control para entrar en tiempo y no quedar descalificado era de 8 horas, es decir tenía que entrar antes de las 17:30, o sino, si lograba llegar la alegría de haberlo conseguido (que ya era todo un triunfo) se habría vuelto en frustración por quedar descalificado. Pues nada ya en la meta siguen llegando muñequitos y muñequitas que también había algunas (la mayoría descuajaringados), y llegaron las 16:00 (preparamos las cámaras para que no nos pillara desprevenidos), llegaron las 16:30, llegaron las 17:00 y nada, y ya si me estaba poniendo nerviosa, pensando que no podría haberlo conseguido, y a las 17:14, escucho “¡¡¡¡¡YA VIENE¡¡¡¡¡¡”, (la última cuesta de Zahara es lo mas duro de la prueba, nosotros tuvimos que subirla y llegamos arriba con la lengua fuera, imaginaos después de todo lo que llevaba encima, como fueron para él esos últimos metros). Por fin lo vimos aparecer en la cima de la cuesta y venían detrás de él, Gonzalo y Pepe, que parecía que lo llevaban en brazos con sus gritos de ánimo. Su intención era entrar en meta como mucha gente hacía con sus hijos en brazos, pero a falta de estos, quería entrar con su ahijado Alex y Gonzalito, pero su concentración en conseguir llegar a la meta y no desfallecer, hizo que pasara con el último aliento que le quedaba y seguir adelante, esta vez si me dio tiempo a grabarle, como comprenderéis y todos vimos como entraba en la meta a las 17:15, momento en el que el Spiker decía “aquí llega el Triatleta con el dorsal número 68 Juan Luis Mendoza de GELVES”, después de 7 horas 45 minutos luchando por conseguir, su meta que no es mas que saber, que puede conseguir todo lo que se proponga y confiar en si mismo, que lo que está en mano de uno si se puede hacer, a pesar de las circunstancias adversas que nos vayamos encontrando.
En la Meta, todos fuimos a abrazarle y todos lloramos al ver lo que había sido capaz de hacer, y sobre todo de “LO ORGULLOSOS QUE ESTAMOS DE ÉL”.