Páginas vistas en total

lunes, 17 de octubre de 2011

PRIMER DÍA DE LA TEMPORADA

Supongo que podría empezar hablando de que es lo que me queda por delante y necesitaba encontrar una imagen que reflejara esa imagen mental que al empezar un nuevo proyecto me viene a la cabeza.
 DOLOR, SACRIFICIO Y GRATITUD.


Dolor y sufrimiento en las interminables jornadas solitarias, en las que me uno al viento en la bicicleta, en las que me fundo con el agua mientras nado, en las maratonianas sesiones de cuestas en las que nunca veo el fin. Gratitud por lo que me hace sentir, por que soy feliz mientras devoro los kilómetros, soy feliz mientras destrozo día tras día mis marcas, soy feliz, por que tan solo hace un año, mis piernas no me permitían dar un paso sin que el dolor  me paralizara. Pero un día decidí que no podía seguir así. Será la futura crisis de los cuarenta que se me ha adelantado, o será que en las interminables horas de entrenamiento he encontrado lo que tanto he ansiado, volver a mirarme al espejo y ver al hombre que hace tiempo fui.
El otro día en la carrera, mientras el miedo me paralizaba en el agua, pensé por un momento en todas las largas horas de espera y sentí que ese era mi momento, mientras subía los puertos de montaña con mi bicicleta, sentí la inmensa necesidad de acabar de una vez por todas con mis demonios y allí en las palomas maté el primero de mis demonios ( el astío), en el boyar mate el segundo (la auto compasión) en las palomitas maté al tercero (la indolencia), ya en algodonales y su plaza, recuperé mi hambre de retos y en la plaza de Zahara, con los ojos llenos de lágrimas, con las palabras de orgullo de mi mujer, con el amor de mi hermano, con la felicidad de mis amigos, de nuevo encontré lo que tanto ansiaba. Me encontré a mí mismo mirándome en la fuente de la plaza y en el reflejo de sus aguas vi al hombre que un día creí perdido, vi los ojos de alguien que quiere seguir viviendo, por encima de todas las cosas, me vi y me reconocí por fin.
A partir de hoy trataré de narraros todas mis peripecias del día a día y espero seros de utilidad, si alguno  de los que me lean sienten que flaquean en su ánimo.No desesperen, solo tienen  que buscar en lo más profundo y allí después del DOLOR y EL SACRIFICIO encontrarán LA GRATITUD. Nadie dijo que esto iba a ser sencillo. Hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario