Páginas vistas en total

jueves, 19 de enero de 2012

CUANDO LO QUE DA MIEDO ES VIVIR

¨"Hace tiempo que busco algo que me ate a este mundo. Busco y rebusco, y cuanto mas lo intento mas perdido me encuentro". Estas son las palabras que hace un tiempo decía a un amigo muy querido, en aquella época lo que más miedo me daba no era irme, sino vivir. Miraba la tele, los periódicos, las calles y las plazas y solo encontraba gente taciturna y melancólica, sin rumbo ni destino  a las que solo se les grita que todo esta perdido.
 Pero un día sin saber como ni por que, conoces a alguien, que a su vez conoce a alguien y surge algo. Una llama, un pensamiento, un clavo al que agarrarte aunque arda como el mismísimo infierno. Ese alguien mira a la vida de frente, con la mirada limpia, consciente de la provisionalidad de la vida y sin embargo con la alegría de saberse vivo, de saberse mortal, de disfrutar de la condición de héroe de lo cotidiano. Ese alguien que ni si quiera sabe que existes te enseña lecciones que no se estudian en ninguna universidad. Ese alguien que sin saberlo se convierte en maestro de la vida, te enseña la virtud y el honor de la lucha contra la adversidad con un simple pañuelo en la cabeza como arma o con proezas con olor a natillas. Ese día despiertas de ese largo letargo, de esa pesadilla en la que te crees sumido. Ese día te das cuenta de que no todo está perdido, que quedan muchas batallas que luchar. Yo que creía que los ayudaba y al tiempo te das cuenta que los que te han ayudado son ellos, los que te han rescatado son ellos.
Un buen hombre dijo hace mucho tiempo que Dios nos regala el alma como si fuera un recipiente vacío al que debemos llenar de experiencias, de vicisitudes, de lamentos y de alegrías, de caricias y de golpes. De todo aquello que nos hace estar vivo. Dios nos ha regalado el don más hermoso del universo. Somos los únicos seres de este mundo que somos conscientes de que cada minuto que vivimos es único y maravilloso, raro e irrepetible. En que lo gastamos? como lo utilizaremos?  que huella dejaremos en los que nos rodean?. Francamente no lo se, ni me importa¡¡. Lo que si se, es que soy dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma y he tenido la suerte de conoceros. Hoy puedo decir que no tengo miedo a vivir. Hoy puedo gritar que estoy preparado para luchar.Y si hiciera falta partir? quien sabe, el arte de vivir consiste en eso, en vivir siendo consciente que se ha de partir.
Un beso para los héroes de lo cotidiano, para Leo,  Ainara y tantos otros que lucháis. Sois fuente de inspiración.

3 comentarios:

  1. Madre mía! La piel de gallina! Cuanta razón tienes, son ejemplos a seguir!

    ResponderEliminar
  2. I'm the master of my life. I' m the captain of my soul.

    ResponderEliminar
  3. Juan Luis... Que te voy a decir... creo que has puesto palabras a muchos sentimientos mios también. Creo que es difícil luchar pero merece la pena... Creo que cuando te ponen en la cuerda floja aprendes a que hacer equilibrios con la vida puede ser hasta divertido... y así dia tras día la vida no me da miedo, la muerte no me da miedo... lo que me da miedo es la indiferencia de haber pasado por aquí sin dejar huella como tu dices.

    GRACIAS POR LA DEDICATORIA Y POR ESTAR SIEMPRE APOYANDO!!
    ;-)

    ResponderEliminar