Páginas vistas en total

miércoles, 8 de mayo de 2013

QUE ES PARA MI LA BELLEZA? MI MADRE.

Todo comenzó hace más de 39 años. Por aquel entonces eras solo una niña, una mujer con sueños por cumplir. No se con que ánimo te tomarías la noticia de que yo venía. Solo 16 años y ya cambiaste tus sueños, dejaste de ser una niña por traerme al mundo. Era diciembre cuando vine al mundo, con más de 6 kg y sin muchas ganas de nacer, por que me retrasé más de 10 días. Ya desde entonces demostraste una enorme paciencia conmigo. Podrán decir que eran otros tiempos, pero elegiste la vida, me elegiste a mí.
Al poco tiempo de nacer tu me contabas que  papa tuvo que irse al Sahara, por que era la única manera de ganar algo de dinero.
 Eran tiempos difíciles, rondaba el 74, tiempos de crisis, de verdadera crisis y sin embargo nunca tiraste la toalla. Estabas sola, a cientos de kilómetros de tu casa, a miles de kilómetros de tu marido, pero ni por esas, con 17 años, luchaste a brazo partido, por sacarme adelante.
Han pasado años y solo tengo buenos recuerdos de mi infancia, incluso vienen a mi memoria trazos de cuando vivíamos en Jerez, en un pequeño patio de vecinos, cuando papa llegó con un pequeño arco de juguete y unas flechas, estando malito en la cama, solo tenía 3 años y sin embargo me acuerdo como si lo viviera una y otra vez.. O cuando ibas a ver mis actuaciones de teatro al colegio San Hermenegildo, con 4 añitos.
Nunca tuve la sensación de que me faltara de nada, aun sabiendo que hubo momentos muy duros, en los que papa y tu no encontrabais trabajo. Todo os lo quitabais para dármelo a mi.
No cambiaría ni un segundo de mi vida, ni una coma de mis palabras, de lo que haya dicho, de lo que me haya callado a tu lado. Siempre has sido un ejemplo de vida. Trabajadora, abnegada, buena y digo buena con todo el significado que tiene la palabra buena.
Tengo casi cuarenta años y no has faltado ni a un solo día de mi vida. Sinceramente no querría haber nacido de otro vientre que del tuyo, no querría otra vida que la que me has dado.
He heredado de ti, la pasión, la fidelidad, la lealtad, los desvelos por las injusticias y un pelo envidiable, jejeje.
Hoy te puedo decir que has hecho un buen trabajo. Has educado bien a tus hijos, siempre nos hemos sentido queridos, amados hasta la extenuación. Tenemos la enorme fortuna de contar contigo, de decir bien alto que eres lo más hermoso que nos ha pasado en esta vida. De que nos acompañarás por muchos años más si Dios quiere.
Algún día transmitiré tus enseñanzas, tus genes. Por que si estos permanecen, este mundo será un poco mejor. Por que lo he tenido claro siempre, este mundo es un buen lugar, solo por que tu existes.

Siempre te he querido y siempre te querré. Y procuro repetírtelo siempre que puedo. No quiero que pase el tiempo y que no te haya dicho cada día lo importante que eres para mí. El día que te vayas, no habrá quedado nada por decirte, no habrá quedado nada por hacer, por que siempre, siempre, he tenido claro que  eres y serás parte de mi vida.
TE QUIERO MAMA.

Para la creadora de vida, para la luz de mis días, para siempre y por siempre te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario